25.6.14

más acá del infinito.

a veces,
mucho,
no es suficiente,
para que se estremezca el universo.

a veces,
mucho,
no es suficiente,
para sostener los abrazos electromagnéticos.

a veces,
mucho,
no es suficiente,
para doblar el espacio tiempo.

a veces,
mucho,
no es suficiente,
para encender tormentas cósmicas.

a veces,
mucho,
no es suficiente,
para encontrar la antimateria.

a veces,
mucho,
no es suficiente,
para esquivar la gravedad de negros agujeros.

a veces,
mucho,
no es suficiente,
para escribir con polvo de cometa.

a veces,
mucho,
no es suficiente.

12.6.14

siesta...


se hunde,
rápidamente,
el sistema.

sus protectores,
enarbolan valores pasados:
cimientos del ahora.

caducos y desorientados,
rompen todos los ciclos.

Arquímedes
se levanta,
de la siesta sumergida,
y todo se gira.
Y gira.

el futuro,
presente;
el amor,
bandera;
y la muerte,

vida.

distancia

entre tu y yo,
la única distancia posible,
la profundidad en superficie.

casi sin tocarte,
como intuyendote,
las yemas de mis dedos
derritiéndose,
hasta acariciar tu alma.

fundirse en un suspiro,
tu piel contra la mía.

el vacío rebasado,
en cada abrazo.

cada centímetro de tu cuerpo,
amado por mis labios,
yerta la razón,
descubriendo tu locura.

entre  todo y  nada,
tu piel.

la fundición de almas metálicas,
la metálica fundición de nuestras almas.